(Publicado en mi blog antíguo el 8/11/09)

Muchos queremos que cambie el mundo. Pero esperamos que sean los otros quien lo cambie. Esperamos que Obama o Zapatero lo cambie. Luego cuando pocas cosas cambian, entonces podemos decir que la culpa es suya. Nos quitamos la responsabilidad de asumir nuestra “responsabilidad” en el no cambio.
Así no vamos bien.
La única manera de que las cosas, cualquiera, cambie, es empezar nosotros mismos con ese cambio.

(Puedes escuchar en audio este post en : https://www.ivoox.com/20048293)

En este tema del cambio hay mucho sentimiento de impotencia, porque pensamos que no tenemos ningún poder sobre esa realidad. Pero si lo tenemos, y mucho.

Pues bien, podemos cambiar las cosas a partir de pequeñas decisiones cotidianas. Cosas que nos cuesta poco o nada a nivel económico. Solo el esfuerzo inicial de cambiar de habito.

Vamos a poner el ejemplo de los huevos. En Europa desde hace unos años, es obligatorio marcar individualmente cada huevo de gallina, con unos códigos que identifican como están las gallinas en la granja, el fabricante, el país, la fecha, etc. (Ver imagenes al final, vale la pena) Según el código sabemos como a sido tratada la gallina que lo ha puesto. Por tanto podemos escoger comprar huevos de gallinas maltratadas o de gallinas mejor tratadas. Ya no tenemos escusa de decir que no lo podemos saber. Entonces saldréis con la otra escusa típica. Es que son más caros... ¿cuanto más caros? ¿10 Céntimos de euro la docena? Aunque fueran 50 céntimos. ¿Eso nos da derecho ha aceptar la tortura durante toda su vida de millones de gallinas?

Antiguamente la alimentación era mas del 50% del presupuesto familiar. Hoy en día en occidente, no llega al 10%. No podemos gastar 10-50centimos más para ser “humanos” con las gallinas, porque así tenemos más dinero para comprar un coche más caro que el del vecino, no sea que parezcamos menos. Y luego esa misma persona se echará a llorar viendo como matan las crías de foca a golpes de martillo y pensando que malos que son “los otros” que hacen “esas cosas” con los animales. Después, ya no se acuerda de las focas y se hace un huevo frito. Huevo echo por una gallina que le han cortado el pico y que no se puede mover en su vida, pero hay, eso “no lo sabia”.

Para los lectores de Sudamérica que igual no la conocen o no tiene el mismo sentido, la expresión “huevos”, suele ser una expresión machista refiriéndose a valentía, virilidad, pero también cara dura, etc.
Hace falta “huevos” para reconocer que uno sabe como tratan a las gallinas y no hacer nada.

Otro ejemplo. En Europa muchas gasolineras tiene un poste de Biodiesel. No es 100% biodiesel, es una mezcla de gasoil normal y hasta un 30% de biodiésel. Por tanto se puede usar en la mayoría de motores diésel sin ningún problema. Solo requiere el esfuerzo de en lugar de echar de este poste de siempre echar del otro. “Uf que esfuerzo” cambiar de poste o de gasolinera.

Que pensareis si os digo que con ese pequeño detalle estas cargando en tu conciencia un 30% menos de los muertos de Irak. Os parecerá un poco fuerte, PERO ES ASI. La guerra de Irak es una guerra por el petroleo. Si gastas un 30% menos de petroleo eres corresponsable de esas muertes un 30% menos.

Y si cuando vais a comprar un coche os dicen que ese coche no puede admitir biodiesel que te quedas sin garantía, le dices al vendedor que cargue él con ese 30% de muertos, que vas a comprar otra coche de otra marca que si te permite ese 30%.

Parecerá poco, pero esa diferencia del 30% significaría que Abdul Hala, Fatima Jaimin, y sus hijitos Aman y Asis, y así asta un 30% de los nombres de Irakies muertos aún estarían vivos. Y Joan Smith, y Peter Yankee, y así asta un 30% de soldados americanos muertos en Irak, aún estarían vivos.

Nos creemos muy listos cuando compramos bombillas de bajo consumo en los chinos, porque las compramos  a 1€, en lugar de comprarlas de calidad a 4€. Uy, hemos ahorrado 3€. 3€ ahora, pero la lámpara al ser de pésima calidad, durará 5 veces menos, al final nos saldrá más caro Y HEMOS CONTAMINADO 4 veces más, porque el material gastado es 4 veces más. La diferencia es que una está bien echa y la otra no, pero el material es la misma cantidad.

O también nos creemos muy listos cuando, aunque sea legal, un trabajador bueno y fiel, esta una semana enfermo y se lo descontamos del sueldo. Su familia tendrá problemas para pagar el alquiler. Pero, a que queda bonito el cuadro que me compre para el comedor de casa con esos 200€ que me ahorré del sueldo del trabajador.

O cuando el trabajador, como paga la empresa, no le importa malgastar agua, o materiales de lo que sea que utilice, como da igual...

Estas pequeñas decisiones que uno puede tomar, a la larga si se generalizan son un gran cambio global. Algo tan sencillo como hacerse cada uno su sal en la India, provoco la salia de los británicos en la India.

Seguro que todos conocéis pequeñas cositas que se pueden hacer. Me gustaría que las fuerais añadiendo como respuesta al blog, y así todos lo veríamos y lo podríamos aplicar. Muchos pequeños cambios son un gran cambio.

IMAGENES DE HUEVOS
Extraido de un PPT que corre por ahí. Sobran más palabras.

huevos1

huevos2

huevos3

huevos4

huevos5

huevos6

huevos7

huevos8

Autor artículo: Josep Vergés

COMENTARIOS DEL BLOG:

Alex dijo...

Muchas gracias por la explicación sobre el código de los huevos, a partir de ahora me fijaré mucho más ya que cuando compro huevos de gallinas camperas siempre me queda la duda de si realmente es así, ahora con el código ya lo tendré más claro.
Sobre el tema de Irak, no te quito la razón en lo que dices pero yo tengo un coche de gasolina, así es que según tus comentarios soy 100% corresponsable de cada muerte de Irak, por cada objeto de plástico que tengo en mi casa tb soy 100% corresponsable de cada muerte de Irak, y por supuesto de cada muerte del 11-S y 11-M, o no? Como dije, no te quito la razón, siempre podemos decidir, pero tampoco hace falta despertar la conciencia a martillazos y creando sentimiento de culpabilidad, creando sufrimiento.

12 de noviembre de 2009 08:49

Josep Vergés dijo...

Hola Alex.
Gracias por tu comentario.
Es cierto lo que dices, ser consciente de esa realidad puede crear sufrimiento, pero ese sufrimiento es el que nos mueve a cambiar realidades. No ser consciente evita el sufrimiento, si, pero así nos va.
Entiendo que no puedas quitarte la responsabilidad de ese 30%, pero eso no es lo importante ni la intención. Lo importante y la intención del artículo es que quien lo lea tome medidas para reducir eso lo máximo posible. A lo mejor no con la gasolina del coche de acuerdo, pero seguro que hay muchas cosas que cada uno puede hacer.

Y eso es lo que seria interesante que se añadiera a los comentarios. Pequeñas cosas que muchos puedan hacer. Y eso represente un cambio cualitativo para el planeta.
Saludos.

12 de noviembre de 2009 10:27

Sisla dijo...

muy interesante la numeración de los huevos, cosas como esta son las que dan poder a los consumidores para elegir que comen, y a quien dan su dinero.

Si todos estubieramos concienciados, el mundo cogería otro rumbo, estoy seguro.

sigue así Pep que me gusta mucho tu trabajo, además de ser necesario en este mundo de desinformación, donde la TV y otros medios solo cuentan lo que quieren que sepas.

un abrazo

( Marc Vergés )

4 de diciembre de 2009 08:47

 

 

 (Puedes escuchar en audio este post en : https://www.ivoox.com/20048293)

 

Autor:  Josep Vergés  Fecha: 8/11/2009

Porque Creative Commos, clica parea leer

Licencia de Creative Commons
Una cuestión de Huevos by Josep Vergés is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.